enero 20, 2014 Rafa Villaplana

Análisis Web: La medición de una tienda online


Comercio Electrónico Como Vender Más Tienda Online

Como en cualquier negocio, lo primero que se debe redactar antes de abrir una tienda online, es un plan de negocio donde se fije nuestro nicho de mercado, los objetivos a cumplir y cómo vamos a conseguir dichos objetivos. Si ya tenemos claro todos estos puntos, el siguiente paso es analizar cómo está funcionando la tienda online para comprobar que realmente se están cumpliendo dichos objetivos.

La gestión de una tienda online exige, en términos de análisis Web, centrarse en tres factores principales:

1. Optimización del proceso de compra y pago: con un análisis de los pasos y formularios que desembocan en el cierre de una venta, evaluando los “puntos de atasco” principales en cada proceso e investigando sus causas.

2. Optimización de inversiones para la atracción de tráfico cualificado: así, mediante métricas que combinen información de campaña (desde una mera descripción hasta cualquier dato obtenido de modo previo al clic en origen) con información de resultados o cualificación (visualización de producto, nivel mínimo de profundidad en la visita) podremos discriminar las inversiones menos rentables en búsqueda SEM, campañas por email, redes de afiliados o publicidad gráfica

3. Conocimiento del cliente e investigación de mercados: averiguando qué productos funcionan mejor, cómo se articula una mejor política de ventas cruzadas, qué nivel de sensibilidad a precios muestra el usuario o a qué condicionantes estacionales se enfrenta la empresa.

Algunos KPIs (o indicadores clave) comunes a la mayor parte de tiendas online son:

  • Ratio de conversión: volumen de carritos de la compra tramitados/volumen total de visitas * 100.
  • Ratio de conversión cualificada: volumen de carritos de la compra tramitados/ volumen total de visitas que han alcanzado una visualización de producto * 100.
  • Volumen de tráfico de marca (mensual): número total de visitas mensuales originadas en tráfico directo (el usuario teclea directamente la URL de destino o hace uso de un marcador) + número total de visitas mensuales originadas en una búsqueda asociada a la propia marca.
  • Porcentaje de pedidos de visitantes nuevos contra repetidores (o tasa de fidelización): obtenido a partir del número total de pedidos realizados por visitantes nuevos y el número total de pedidos realizados por visitantes repetidores.

Estos son algunos de los indicadores o factores que se deben de tener en cuenta a la hora de realizar un análisis Web de una tienda online. Esto no quiere decir que sean los únicos pero sí los principales de cualquier tienda online.

¿Qué indicadores o factores analizáis vosotros en vuestra tienda online? ¿Añadiríais algún factor más a la lista?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.