julio 23, 2014 Rafa Villaplana

Como adaptar el email marketing a los dispositivos móviles


Email marketing en dispositivos moviles

Las estadísticas indican que para finales de 2014 el 50% de aperturas de correos electrónicos se van a producir en entornos móviles. De hecho, en Estados Unidos, ya hay más personas que leen sus emails desde el móvil, un 85% de ellos desde dispositivos iOS. Y las cifras indican que el 75% de norteamericanos ya leen cada día sus emails desde el móvil.

Por otro lado, diversos estudios adelantan que la conversión desde iPads y smartphones es superior a la de los equipos de sobremesa. Algo que contrasta con que más de un 50% de marketers no optimizan sus campañas de email marketing para visualizarse en entornos móviles. Y eso que un 63% de americanos y un 41% de europeos han manifestado que cerrarían o eliminarían emails no optimizados para ser visualizados en sus móviles.

Parece que todo indica que el móvil lleva camino de convertirse en la pantalla de conversiones de cualquier campaña de emailing. De ahí que sea fundamental optimizar cada correo para que funcione en este tipo de dispositivos.

¿Cómo puedo adaptar los contenidos a los entornos móviles?

Hoy en día todas las opciones para la adaptación de los contenidos a entornos móviles pasan por lo que se conoce como responsive design o diseño adaptativo, una técnica de diseño web que permite adaptar el contenido a cualquier pantalla desde la que se esté visualizando.

El diseño adaptativo utilizan lenguajes como HTML5, CSS3 y JavaScript, combinados con Media Queries, el atributo en CSS que nos permite cambiar propiedades según el entorno que esté utilizando el usuario: @media.

Las dos variables básicas que se deben acometer cuando pensamos en un email adaptado al entorno móvil son el tamaño de la pantalla y el hecho de que son dispositivos táctiles. Por eso, los parámetros que van a marcar una correcta visualización son el ancho de página, el tamaño de las imágenes y, siempre que sea posible, medir las unidades no en píxeles o puntos sino en porcentajes relativos.

Por encima de todo, la primera premisa para garantizar un email adaptativo es buscar la máxima sencillez. Esto nos llevará a evitar todos los elementos que puedan ser considerados superfluos y a trabajar con una estructura lineal basada en una sola columna.

Además, deberíamos optar por estructuras flexibles con un ancho que cubra el 100% de la pantalla en las que lo más importante esté situado en la parte superior dado que la limitación del ancho hará que, con toda probabilidad, el email se alargue. Por supuesto, los mensajes deben ser cuanto más concisos y claros posibles, mejor.

Otro aspecto a tener en cuenta es que las call to action, si están vehiculadas en botones, deben tener en cuenta que no es lo mismo pulsar con un cursor que con el dedo. Por tanto, los botones deberían ser del tamaño adecuado para ser gestionados de manera táctil.

También el tamaño de letra debe ser lo suficientemente grande como para poder ser leída con naturalidad desde un smartphone.

Las imágenes, por su parte, suelen ser uno de los principales escollos a resolver dado que es necesario trabajar con tamaños de imágenes fluidos que tengan establecido su ancho al 100%.

Para terminar,es necesario declarar la etiqueta viewport en el <head> del email con los valores width=device-width, con el objetivo de que el dispositivo use su ancho real, e initial-scale=1, para cargar, por defecto, el email sin zoom.

¿Utilizáis un diseño adaptativo en vuestras campañas de email marketing?

Fuente: Guía “Email Marketing, el perfecto aliado para el ecommerce” desarrollada por MDirector que puedes descargarse de forma totalmente gratuita en este enlace.

[sociallocker id=»4182″]

Descargar pdf Gratis

[/sociallocker]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.