Email Marketing: Establecer una estrategia email marketing en 4 pasos

marzo 21, 2014
marzo 21, 2014 rafavg

Estrategia de email marketing en 4 pasos

El primer paso para empezar a implementar el email marketing en un negocio es plantear la estrategia. Toda acción de comunicación debe ir enfocada a cumplir unos objetivos, que tienen que ir en consonancia con los objetivos generales de la empresa. Este punto es crucial, ya que sentará las bases y guiará todo el trabajo posterior. Te recomendamos que te sientes unos minutos a reflexionar sobre este tema y pensar qué es lo que quieres conseguir.

1. Fijar los objetivos

Evidentemente, no cabe ninguna duda de que el principal objetivo de tu estrategia de email marketing es aumentar las ventas. De hecho, este suele ser el principal objetivo de cualquier empresa, pero no te precipites. Hay otro tipo de objetivos que son complementarios y te ayudarán a que tu negocio siga creciendo. Te resumimos algunos de ellos a continuación.

  • Incrementar las ventas: el email puede ayudarte a generar ventas directamente con un único clic.
  • Derivar a los lectores a tu tienda: Las personas pueden descargar cupones que utilizar después en tu tienda física.
  • Dirigir tráfico a tu web: A través de los enlaces, puedes dirigir a las personas a las partes de tu web que más te interesen.
  • Conseguir que los clientes repitan: Mantener el contacto con antiguos clientes y ofrecerles productos similares a los que ya compraron.
  • Permanecer en la mente de los consumidores: Potenciar el recuerdo a través de campañas de email.
  • Abaratar los costes: Otra forma de ganar dinero es abaratar los costes, como el envío de facturas por email en vez de en papel.
  • Incentivar la compra: A través de descuentos, promociones, cupones…
  • Automatizar y reducir tareas administrativas: a través de autorespuestas, links directos a las páginas de información, programación de las campañas…

2. Define tu público

Una vez sabemos dónde queremos llegar, el siguiente paso es definir a qué público nos vamos a dirigir. Si sabemos qué personas son las que van a leer nuestro mensaje, nos será mucho más fácil elaborar el contenido de nuestros emails.

El primer filtro que has de establecer es determinar a tu público dependiendo de las características de tu producto o servicio. Esto te será fácil, ya que nadie mejor que tú conoce lo que estás vendiendo. Una vez lo hayas definido piensa, ¿dónde les puedes encontrar? ¿qué les puedes ofrecer? ¿qué cosas son las que les motivan?

Un segundo filtro vendrá dependiendo de dónde se suscriban a nuestra lista de correo. Si lo hacen durante el proceso de pago, se trata de consumidores. Si se han registrado a través de nuestra web o otros medios, se trata de una audiencia más general (consumidores potenciales). La forma de dirigirnos a uno u otro público será diferente, ya que su compromiso con la marca es totalmente distinto en cada uno de los casos.

Un último consejo. Aprovecha el formulario de suscripción para recabar información relevante sobre tus lectores que te ayude posteriormente a la hora de realizar tus campañas de email marketing. La edad o la situación geográfica, por ejemplo, pueden ser muy útiles dependiendo del producto o servicio que queramos promocionar.

3. Planifica tus contenidos

Crear la estrategia de contenidos también es un punto importante al que debemos dedicarle tiempo. Ya hemos llegado hasta nuestro público, hemos logrado que una persona abra el email y ahora ha llegado el momento de hacer que el mensaje le resulte interesante, le atrape y realice la acción que nosotros queramos.

Ten en cuenta que hay contenidos más comerciales y agresivos, como pueden ser campañas con descuentos o promociones, y otro tipo de contenidos más orientados a generar relaciones con nuestros suscriptores, proporcionándoles otro tipo de información, como podría ser el caso de una newsletter.

A continuación te detallamos algunos contenidos que podrías incluir en tus envíos, aunque siempre dependerá del público al que te dirijas, los objetivos de la empresa y los productos o servicios que venda.

  • Ofertas y promociones
  • Campaña para presentar un nuevo producto o servicio
  • Newsletter con las últimas noticias sobre la marca
  • Cuestionarios para evaluar el grado de satisfacción del cliente
  • Sugerencias de productos similares a uno que compró con anterioridad
  • Contenidos relacionados con la actividad, por ejemplo, recetas si se trata de una marca de alimentación
  • Guías para principiantes
  • Concursos
  • Resumen con los mejores posts del blog corporativo

4. Determina la frecuencia

El último paso que hay que dar es decidir la frecuencia con la que vas a enviar tus comunicaciones a los suscriptores. Esto es algo que tienes que determinar tú dependiendo de la actividad de tu empresa, aunque nosotros recomendamos que, al menos hagas un envío mensual siempre y cuando tengas algo que decir.

Recuerda que importa más la calidad que la cantidad. Queremos llegar de la forma más efectiva a nuestros suscriptores, dándoles información relevante para ellos. Si tenemos una frecuencia alta y les mandamos información repetida o superflua, lo único que conseguiremos es que nos metan en el filtro de spam o cancelen su suscripción.

Establece un calendario en el que tengas muy en cuenta determinadas fechas que puedan ser interesantes para tu negocio porque se produce un aumento de la demanda (por ejemplo, Carnaval para un negocio de disfraces) y piensa también en las épocas en la que la gente está de vacaciones y no está tan atenta a su correo.

¿Qué estrategia seguís vosotros para vuestras campañas de email marketing? ¿Añadiríais algún paso más a la lista?

Fuente: Guía “Email Marketing desde cero” desarrollada por MDirector que puedes descargarse de forma totalmente gratuita en este enlace.

¡Comparte es gratis!

Comments (2)

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *