septiembre 20, 2013 Rafa Villaplana

Comercio Electrónico: Barreras que impiden el despliegue del m-commerce


Las barreras que impiden el despege del m-commerce

El m-commerce no es sólo la versión móvil del e-commerce. La explosión del canal móvil ha cambiado el comercio electrónico tradicional, debido a las nuevas fórmulas que se han desarrollado de la mano del móvil. Numerosas tiendas tradicionales de comercio electrónico han adaptado sus portales a la navegación móvil mientras que otras han optado por lanzar una aplicación nativa en las plataformas más populares, cosechando excelentes resultados.

Los factores más importantes que impiden el despegue del m-commerce son los siguientes:

  • Confianza. Aunque la penetración de smartphones en España es importante, la adopción de la tecnología móvil como nuevo canal de ventas evoluciona de manera muy tímida. Se consulta en el móvil pero se finaliza la compra en la tienda física o en el ordenador.
  • Seguridad y privacidad. Desconfianza en el funcionamiento de las pasarelas de pago y en la preservación de los datos de carácter personal. La apuesta de las entidades financieras por la banca móvil ha sido un buen ejemplo de cómo fracturar esta limitación y convencer a los usuarios de que pueden hacer transacciones a través del móvil con total seguridad.
  • Usabilidad. El tamaño del dispositivo y la pantalla táctil, sumado a que, en ocasiones, la experiencia de usuario no recibe el cuidado que se merece, hace que muchos renieguen del móvil para hacer compras e incluso consultas de información.
  • Conexión. Con la evolución de los dispositivos y las mejoras a nivel de conexión que ofrecen las operadoras de telefonía, la tecnología es una barrera cada vez menos apreciable. Es inevitable que queden zonas aisladas, por el alto desembolso que conllevaría dotar de plena cobertura lugares como aparcamientos, túneles, ascensores o poblaciones de montaña.
  • Tecnología. En la mayoría de los estudios disponibles al respecto, los usuarios muestran mayor predisposición por las compras a través de sitios móviles, en detrimento de las aplicaciones móviles nativas. Algo significativo, que se refleja en que prefieran funcionalidad y usabilidad por encima de la navegación y el diseño.

Seguramente existen más factores que impiden despegar el m-commerce en España, pero las empresas están realizando verdaderos esfuerzos para estar en un mercado tan competitivo como el m-commerce.

¿Qué estrategias utilizáis en vuestra empresa para el m-commerce? ¿Añadiríais algún factor más a la lista?

Comments (2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.