marzo 2, 2013 Rafa Villaplana

Dispositivos Móviles: El pago por el móvil se lanzará comercialmente a partir del verano


Pago por móvil NFC

En el Mobile World Congress de Barcelona 2013 Samsung, Visa o Huawei mostraron dispositivos o sistemas que incorporan esta tecnología

Los pagos a través de dispositivos móviles parecen estar de moda. De hecho, ha quedado constancia de esto en el Mobile World Congress de Barcelona 2013 donde Samsung, Visa o Huawei mostraron dispositivos o sistemas que incorporan esta tecnología. Incluso, algunas máquinas expendedoras del congreso funcionaban con un sistema presentado por Visa.

Para ello es necesario que los operadores dispongan de sus aplicaciones wallet (cartera), que replican virtualmente las tarjetas de crédito, que la gente tenga un teléfono móvil con NFC y que los comercios dispongan de datáfonos capaces actuar con esta tecnología. Por el momento, en España apenas un 2% de los comercios tiene un terminal NFC y una proporción parecida de móviles en manos de los consumidores. No obstante, Visa y los principales bancos están haciendo un esfuerzo por implantar esta tecnología a contrarreloj, por lo que en verano los tres principales operadores españoles (Movistar, Vodafone y Orange) tienen planes para lanzar comercialmente sus aplicaciones de pago por el móvil.

Durante esta edición del MWC, Samsung y Visa hicieron público un acuerdo para potenciar el pago a través del móvil a nivel mundial. Según este acuerdo reseñado por EP, las entidades financieras que estén planificando unirse a este sistema de pago, podrán disponer del Servicio de Aprovisionamiento de Visa Mobile para descargar de forma segura la información de las cuentas de pago en dispositivos de Samsung dotados de la tecnología NFC (Near Field Communication). Samsung, que hasta septiembre de 2012 había vendido 288 millones de dispositivos móviles, se ha comprometido a incorporar el «applet» de Visa payWave en sus terminales.

Pero Samsung no se ha limitado a esta alianza sino que ha lanzado su propio sistema de pago, el Samsung Wallet similar al Passbook de Apple, su enemigo tecnológico. Esta aplicación permite a los usuarios gestionar y almacenar entradas para eventos, tarjetas de embarque o cupones a través de un único sistema.

La surcoreana no ha sido la única en presentar esta tecnología. El fabricante chino, Huawei, también ha aprovechado el MWC para presentar su buque insignia, el Ascend P2, que además de ostentar un chip LTE Cat4, también incorpora la tecnología NFC que permite pagar con el móvil acercado el teléfono a un terminal.

Barcelona de ejemplo

Una alianza entre CaixaBank, Telefónica e Indra, más el Ayuntamiento de Barcelona, ha convertido a esta ciudad en una de las principales de Europa es utilizar la tecnología NFC para el pago móvil con el proyecto «Tap and Go». CaixaBank ha instalado más de 16.000 terminales «sin contacto» distribuidos en tiendas, centros comerciales, cajeros automáticos y más de 1.000 taxis.

Durante este MWC se puso en marcha la NFC Experience con el que más de 3.500 delegados del congreso podía pagar con el móvil. Podían probar el servicio con un Xperia d Sony, que incorporaba un «monedero» virtual precargado con 15 euros.

En España poco a poco se va introduciendo esta tecnología, como por ejemplo, con la aplicación MyTaxi, disponible en Madrid y Barcelona con la cual se puede pagar el taxi. También existe Momo Pocket, introducida (y creada) en Málaga, con la que ya se puede pagar en más de cien comercios.

Strategy Analytics calcula que para el año 2016 habrán cerca de 1.500 millones de dispositivos activos con esta tecnología en todo el mundo y que para ese año se realizarán transacciones por 50.000 millones de dólares.

Europa Press destaca varios datos de Berg Insigth, que apunta que los puntos de venta con NFC también están aumentando, pasando de ser 3,9 millones en 2011 a ser 43,4 millones en 2017.

Según Mobile Marketing Watch, las cajas registradoras poco a poco se usan mucho menos, ya que en Estados Unidos, por ejemplo, los pagos a través de tarjeta representan el 66% de las transacciones. Ante esta realidad, no debería extrañar que los minoritas y propietarios de comercios empiecen a apuntar también hacia el pago móvil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.