febrero 11, 2013 Rafa Villaplana

Los 10 mejores consejos para conseguir un buen posicionamiento web


SEO-posicionamiento-web-en-buscadores

Aquí te mostramos 10 consejos para posicionar tu sitio Web en Google

Los SEOs (Search Engine Optimisers) saben que los motores de búsqueda poseen un algoritmo científico muy complicado que determina qué páginas aparecen primero en los resultados de búsqueda. Google, por ejemplo, cuenta con más de 250 variables diferentes, cada una con un peso diferente, que usa para elegir las páginas que deberían aparecer en las consultas de búsqueda.

Como consultor SEO, me preguntan a menudo cuál es la fórmula del algoritmo de Google. Aunque me encantaría decir que conozco la fórmula exacta, es la pieza secreta de Google y nunca han publicado cómo hacer que te quedes en primera posición en el ranking. Si lo hicieran, imaginaos lo que harían con esa información la competencia, o los creadores de spam.

¿Cómo saben los especialistas SEO cómo hacer que las páginas se muestren en la primera página de Google? La respuesta es muy simple: gracias a tantos años de experiencia y a muchos errores; gracias a investigar qué tendencias funcionan y cuáles no, y gracias a seguir las directrices ofrecidas por otros SEOs con experiencia, al igual que aquellas publicadas por los propios motores de búsqueda (lo comentaremos más adelante).

Si existen más de 250 variables, ¿cómo puede saber un propietario, desarrollador o comerciante cómo mejorar su posición en la clasificación?

Aquí tenéis 10 increíbles consejos para ayudar a aquellos no especializados en SEO a mejorar su posicionamiento en Google:

  • Analiza tu web
  • Optimiza tu web
  • Escribe un título y una descripción relevantes
  • Optimiza tu perfil
  • Crea un plan de contenido
  • Comparte en las redes sociales
  • Promociona tu contenido
  • Conviértete en una autoridad
  • Crea una web para versiones de dispositivos móviles
  • Localiza tu contenido

Ahora os explicaré cada uno de ellos con más detalle:

1. Analiza tu web

Dirige un análisis en profundidad de tu web y asegúrate de que supera notablemente la de tu competencia ofreciendo a tus usuarios la mejor experiencia online:

  • Si quieres mejorar tu ranking para una consulta de búsqueda específica, ¿te has asegurado de que tu web contiene suficiente información sobre el término consultado?
  • ¿Ofreces un contenido más valioso que el que proporciona tu competencia para esa búsqueda?
  • ¿Tu página está considerada como una web con autoridad para esa búsqueda? ¿Ofreces una variedad de contenido (no sólo largas páginas de texto escrito, sino una combinación de texto, vídeo, imágenes, PDFs, etc) mejor que la de la competencia?
  • ¿Cuáles son las páginas de tu web que gustan más a tus visitantes y cuáles parecen redundantes?
  • ¿Cuánto tiempo pasan los visitantes en tu página? ¿Vuelven? ¿Atraes muchas visitas pero ninguna permanece el tiempo suficiente como para navegar por la web o convertirse en cliente?

Éstas son solo algunas de las preguntas importantes que deberías hacerte. Además, en caso de que no puedas llevar a cabo este tipo de análisis por tu cuenta, existen empresas que ofrecen servicios de consultoría SEO.

2. Optimiza tu web

Asegúrate de que la arquitectura de tu web esté limpia y de que tanto los motores de búsqueda como los visitantes tengan una buena experiencia al entrar en ella.

¿Has seguido las Directrices para webmasters para asegurarte de que Google puede encontrar, rastrear y clasificar tu página? Google pone a tu disposición unas directrices para que puedas mejorar la calidad y, con suerte, también el ranking, gracias al formato, el diseño, el contenido y la estructura técnica de tu web. Esto es lo lo más cerca que puedes estar de la «receta secreta» de Google.

Valida tu web con W3C y comprueba que el código de tu página esté limpio y es accesible a todo el mundo. El Consorcio World Wide Web ha publicado numerosas directrices sobre la accesibilidad al contenido en la web para ayudar a los propietarios a que sus páginas sean más accesibles. Esto significa que Google identifica y prioriza estas páginas a aquellos usuarios con problemas de vista o que necesitan lectores de pantalla para leer.

La optimización web con las etiquetas HTML (ej. etiqueta de título, meta-descripción, encabezados, imágenes, etc.) para asegurarte de que contienen el término de búsqueda con el que quieres aparecer en el ranking, pero evita sobreoptimizar tu página (ej. no ocultes ni sobrecargues tu web con palabras clave o enlaces en todas tus páginas para intentar hacer creer a los motores de búsqueda que tu página trata de ese tema). Asegúrate de que el uso que haces de las palabras clave es informativo, natural, relevante y único en relación al contenido de tu página.

3. Escribe un título y una descripción relevantes

Cuando un usuario busca algo en Google, la lista de resultados de los motores de búsqueda (SERP) muestran un título, una descripción breve y la URL («localizador uniforme de recursos», también conocido como «localizador universal de recursos») de la página. Uno de los ingredientes secretos que Google utiliza para determinar la relevancia de la pagina son las veces que al gente hace clic en una página en particular en los resultados. Esto se conoce como el CTR o ratio de cliqueo. Si Google elige mostrar tu web en la primera página de los resultados, pero nadie hace clic en ella, entonces Google comenzará a bajarla en la lista. ¿Cómo hacer que la gente haga clic?

Cuanto mejores sean tu título, tu descripción y tu URL, más posibilidades tendrás de que los usuarios quieran entrar a tu página:

  • Las etiquetas del título y la descripción tienen que ser relevantes a la búsqueda del usuario.
  • Para averiguar lo que buscan los usuarios, puedes utilizar la Herramienta para palabras clave Google Trends.
  • Piensa en el título y la descripción como si fueran un mini escaparate de tu web. ¿Cómo harás que el usuario le preste atención a tu escaparate?
  • Cuéntale al usuario los beneficios que obtendrá si hace clic en tu lista.
  • Demuéstrale que tienes la solución a su consulta mostrando en la descripción un pequeño anuncio de lo que encontrará si visita tu web.
  • Asegúrate de que las etiquetas del título y la descripción son únicas de la página donde llegará el usuario.

4. Optimiza tu perfil

Últimamente Google ha realizado muchos cambios en su algoritmo para bajar la posición de aquellas páginas que han participado en técnicas de creación de enlaces no naturales, como en la compra de enlaces o la participación en granjas de enlaces. Aunque normalmente tener muchos enlaces hacia tu página puede hacer que mejores tu posición en el ranking, si Google comprueba que no son naturales puede penalizar tu página haciendo que bajes tu clasificación o eliminándote del índice de Google (lo que significa que tu web no aparecerá en los resultados).

  • Asegúrate de que los enlaces que tienes hacia tu web son reales, naturales y relevantes.
  • No compres enlaces con el objetivo de engañar a Google y hacer que piense que tu página es popular.
  • No participes en granjas de enlaces (redes de páginas llenas de enlaces que se vinculan con otras páginas sin ningún contenido relevante o contextual).
  • Comprueba que tus enlaces vienen de diferentes fuentes, como blogs, páginas, listados de directorios, etc., ya que si tus enlaces provienen sólo de un tipo de fuente, no parecerá natural.
  • Intenta conseguir enlaces de páginas que estén alojadas en el mismo país que tu web y de donde esté tu público meta.
  • Cuando haya enlaces que apunten a tu web, estos backlinks o vínculos de retroceso deberían contener texto en el enlace (el anchor text) que sea relevante al contenido de tu página. Sin embargo, si todos los enlaces hacia tu página son iguales (palabra por palabra) parecerá antinatural, así que asegúrate de que los enlaces sólo tengan correspondencia parcial con el término de búsqueda con el que quieras aparecer en el ranking.
  • Comprueba que los enlaces que llegan a tu web sean relevantes en cuanto a temática y contexto.
  • Comprueba que tu perfil de enlaces crece de forma gradual y natural. Si de pronto tienes una subida enorme, los motores de búsqueda pensarán que has comprado enlaces y que no los has ganado de forma natural.
  • Crea una estrategia de creación de enlaces, link building, para hacer que crezca tu perfil de enlaces.
  • Existen algunas herramientas que analizan tu perfil de enlaces, aunque deberías ser capaz de hacerlo tú mismo. En caso de que no sepas interpretar estos datos, puedes contactar con un SEO profesional para que haga el análisis por ti. La mayoría de los SEOs conocen las sanciones y violaciones relacionadas con los perfiles de enlaces y tienen una amplia experiencia en este campo, así que serán capaces de darte información valiosa al respecto. Intenta alejarte de aquellas empresas que ofrecen enlaces, ya sean de pago o granjas de enlaces.

5. Crea un plan de contenido

Ya que Google ha empezado a prestarle más atención a la interacción de los usuarios con el contenido, se está haciendo cada vez más importante que las webs le ofrezcan un contenido rico y actualizado a sus usuarios. Antes bastaba con tener mucho contenido (se involucraran o no con él), pero las últimas actualizaciones en el algoritmo de Google hacen posible que Google detecte cómo interaccionan realmente con él.

La forma en la que tus usuarios interacciona con el contenido marcará una diferencia en el ranking:

  • Cuando los visitantes llegan a tu página de inicio, ¿se quedan y navegan por tu web?
  • ¿Comparten el contenido de tu web en las redes sociales?
  • ¿Cuánto tiempo se pasan navegando por tu web?
  • ¿Se desplazan por la pantalla para leer el contenido que les ofreces?
  • ¿Cuántos de tus visitantes imprime o descarga contenido de la página?

Éstos son algunos de los factores que utilizan los motores de búsqueda para detectar la calidad de tu contenido. Para mejorarlo, deberías crear un plan de contenido anual que incluya una mezcla de todos los tipos de contenido que sean relevantes para tu público, y que se ajusten a la búsqueda de palabras clave y a las tendencias temporales de tus términos de búsqueda. Este plan de contenido podría incluir desde artículos, blogs, las preguntas más frecuentes, listas, estudios y redes sociales, por decir algunos.

Google Analytics te proporciona información útil para ayudarte a entender qué tipo de contenido gusta más a tus visitantes. Si no conoces Google Analytics o no sabes cómo interpretarlo, puedes considerar la opción de contratar a un analista web o a un SEO profesional para que te ayude. Una vez entiendas estos datos podrás empezar a crear tu plan. Algunas empresas SEO ofrecen auditorías de contenido web, servicios de organización, ingeniería y marketing en caso de que no puedas gestionarlo todo tú solo.

6. Comparte en las redes sociales

El factor social se están convirtiendo en una señal cada vez más importante para Google, así que asegúrate de que facilitas que tus visitantes compartan tu contenido en sus redes sociales.
Incluye botones en tus artículos, blogs, páginas de productos o servicios para animar a que tus visitantes compartan tu contenido en las redes sociales.
Si tu público meta está presente en una red social en particular, necesitarás tener una presencia activa, atractiva y divertida en esa red.
Comparte el contenido más relevante de tu web en las plataformas sociales de tu empresa (ej. Google+, Facebook, Twitter, etc.).
Los expertos recomiendan actualizar los perfiles sociales al menos una vez al día, pero a veces resulta difícil llevarlo a cabo cuando tienes otras tareas más importantes que hacer. Por ello, existen algunas herramientas que te ayudan a organizar y automatizar tus entradas, como Hootsuite, que te permite supervisar tus perfiles en diferentes redes sociales.
En lo que respecta a tu plan de contenido, deberías unirlo con el plan de implantación de las redes sociales. Al integrar el plan social con el de contenido podrás promocionar tu contenido a tu público meta de forma más efectiva.

7. Promociona tu contenido

Una vez hayas creado contenido y lo hayas publicado en la web, tienes que hacérselo saber a tu público meta. Si no saben que el contenido está ahí, no lo encontrarán, y si no lo encuentran, no podrán compartirlo con otros. Cuanta más gente comparta tu contenido, más posibilidades tendrás de atraer más backlinks naturales y de calidad.
Intenta subir al menos un contenido nuevo al mes. Cuanto más contenido crees, más rápido ganarás autoridad en una categoría específica.
Tu clasificación en el ranking mejorará si creas contenido que a la gente le guste compartir o con el que pueda interactuar.
Crea un centro de documentación que incluya directrices prácticas, listas de comprobación, vídeos, libros blancos, estudios, herramientas, preguntas más frecuentes, etc. y comparte tu biblioteca de recursos. Cuanto más contenido tengas sobre un tema en particular, más posibilidades tendrás de que tu web se convierta en una categoría experta o de autoridad.
Comparte tu contenido en tu blog o en cualquier otro blog relacionado gracias a la opción guest blogging (blogger invitado).
Comparte un enlace con tu contenido en las plataformas sociales de tu empresa.
Promociona tu contenido directamente en otras páginas relacionadas, blogs o directorios de artículos.
Crea un archivo RSS para que tus visitantes puedan suscribirse y recibir actualizaciones del contenido más actual.

8. Conviértete en una autoridad

Un factor de clasificación novedoso que Google está empezando a adoptar es Google AuthorRank. AuthorRank es un factor de clasificación que involucra a los autores individuales del contenido de una web, ya sean artículos, aportaciones a un blog, etc.

  • Si etiquetas tu contenido con una única etiqueta de autor, podrás atribuir el contenido a una persona específica (ej. el director ejecutivo o el representante de tu empresa) para conseguir que su perfil se convierta en una autoridad en esa categoría.
  • Crea un perfil de Google+ para el autor de la empresa y enlaza el contenido de la web hacia él mediante las herramientas del perfil.
  • Añade el perfil de Google+ del autor sólo en el contenido creado por el mismo.
  • Asegúrate de que el contenido creado para otras páginas, como en caso de ser blogger invitado, también incluye la etiqueta de autor.
  • Cuantas más aportaciones haga un autor, más autoridad conseguirá.
  • Anima a los usuarios a compartir el contenido del autor y mejora así su ranking de autoridad.

9. Crea una web para versiones de dispositivos móviles

Al parecer, el 60% de las búsquedas realizadas en Sudáfrica se hacen desde un dispositivo móvil y durante los fines de semana. También se dice que el 50% de los usuarios ya interctúa en las redes sociales gracias a ellos.

Un estudio llevado a cabo por World Wide Worx en mayo de 2012 mostraba que unos 7,9 millones de sudafricanos accedía a internet a través de sus teléfonos móviles, en un momento en que Sudáfrica empezaba a disponer de este tipo de herramientas en sus teléfonos. Otro estudio demostraba que cada vez más usuarios de telefonía móvil se cambian a páginas que estén específicamente diseñadas para dispositivos móviles, y parece que el crecimiento de este tipo de webs (Mobisites) es mayor que el del resto de páginas.
Según la DMMA (Asociación de Marketing de medios digitales de Sudáfrica), las 10 páginas para móviles más importantes del país tuvieron 79 millones de visitas en julio de 2012, de nuevo con el fin de ilustrar la popularidad que tiene acceder a internet a través de dispositivos móviles.

Aquí tenéis algunas reglas a tener en cuenta cuando creéis vuestra página móvil:

  • Crea una versión única del contenido diseñada específicamente para tu mobisite, no cambies las dimensiones de la web normal a una pantalla de móvil, ya que los usuarios navegan de forma diferente en dispositivos móviles y en pcs.
  • Añade sólo el contenido más útil y relevante. Los usuarios no suelen leer en páginas de este tipo, buscan información rápida y, en la mayoría de casos, están dispuestos a efectuar compras desde el móvil.
  • Crea una navegación sencilla, no hagas que el usuario tenga que bajar demasiado en la pantalla para encontrar el contenido más importante. Escribe la información más importante en primer plano para que puedan verlo enseguida sin tener que desplazarse hacia abajo.
  • Haz que el proceso de conversión sea simple, no esperes que los usuarios rellenen muchas páginas con datos para conseguir lo que quieren. Cuanto más simple sea el proceso, mejor, así que es recomendable sólo pedir la información que sea absolutamente necesaria para conseguir esta conversión. Siempre podrás conseguir más datos cuando ya hayas establecido una relación con ellos.

10. Localiza tu contenido

De acuerdo a varios estudios, aproximadamente el 40% de las búsquedas en internet se realizan con un un filtro local. Esto quiere decir que el usuario realiza una consulta en un motor de búsqueda añadiendo un modificador local, que indica que el propósito del usuario es encontrar información en un área geográfica delimitada. Por ejemplo, si escribimos el nombre de una ciudad, un código postal o un prefijo telefónico como parte de la búsqueda, expresamos la necesidad de encontrar información concreta en esa ubicación específica.

Si tu negocio tiene una localización específica (ej. una peluquería, un restaurante, un hotel, etc.) deberías asegurarte de tu web atrae sólo a la gente más relevante que realice búsquedas en esa zona. Para aparecer en ese tipo de consultas de búsqueda, tienes que realizar una optimizacion web para una ubicación específica. Aquí incluyo algunas pistas para mejorar tu ranking en búsqueda local:

  • Incluye tu negocio en Google Places. Cuando un usuario realice una búsqueda con modificador local, Google le mostrará primero los resultados de Google Maps.
  • Incorpora Google Maps en tu página de contacto.
  • Añade tu dirección en la página de contacto.
  • Incluye también en la página de contacto un texto con indicaciones sobre cómo llegar a tu empresa. Asegúrate de escribir las calles más importantes (incluyendo las intersecciones), el barrio, la ciudad, la región y el país.
  • Asegúrate de incluir la ubicación de tu empresa en el texto de la web y también el barrio en la descripción del apartado “Nosotros”.
  • Incluye tu ubicación en las etiquetas HTML (como en el título y la descripción) para añadir la importancia de la situación geográfica.
  • Escribe tu ubicación en negrita (o incluso mejor con una etiqueta «» si sabes hacerlo) para que llame la atención de los usuarios y de los motores de búsqueda.
  • Incluye tu negocio en directorios locales de empresas.

Existen otros muchos factores SEO para dentro y fuera de tu web que pueden mejorar el ranking Google de tu negocio. Estos son sólo los pasos más importantes que debes tener en cuenta en este 2013 para hacer que tu negocio mejore sus resultados en los motores de búsqueda y, por supuesto, la experiencia de búsqueda del usuario.

Esperamos que nuestra información sobre posicionamiento web sirva para empezar a obtener resultados en los principales motores de búsqueda (Google,Bing y Yahoo).

Autor: Rafa Villaplana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.