Como Mejorar el Posicionamiento SEO On Page de tu sitio Web

Cuando hablamos de SEO On Page nos estamos refiriendo a todos aquellos factores que podemos optimizar en nuestro sitio Web para mejorar la visibilidad en Google. Por lo tanto, ya que dependen de nosotros, lo mejor es optimizar estos aspectos para que los buscadores interpreten mejor nuestros contenidos.

Antes de entrar en detalles puramente SEO, quiero pararme en un aspecto básico como es la elección del dominio, y las consideraciones que debes tener en cuenta al elegir el nombre para tu marca.

-Dominio

Uno de los elementos más importantes de un sitio web es su dominio. Si quieres que tenga algún peso en posicionamiento es interesante que contenga la palabra clave principal de tu negocio. Esto no significa que sea imprescindible, pero ayudará a mejorar la posición en la mayoría de los motores de búsqueda. Antes de la elección entre un dominio con o sin guiones, lo mejor es no usar ningún tipo de elemento en la dirección, y en caso de ser necesario, sólo tenga como máximo un guión.

-Edad

Que un dominio lleve mucho tiempo registrado y en línea es un buen elemento a tener en cuenta para que se indexe de forma correcta y se tenga en cuenta como lugar destacado de internet. Aún así, aquellos que compran un dominio pensando en mantener su edad histórica, han de saber que hoy en día la mayor parte de buscadores también son registradores de dominios, de forma que tienen control absoluto sobre los cambios de titularidad o que haya en los mismos.

Fuentes internas de Google dicen que si un dominio cambia de titular, ese dominio queda reseteado en su edad y el motor lo tratará como uno nuevo. Aún así, los resultados de búsqueda por ahora no indican eso.

-Territorialidad

Los buscadores, cada vez más, están dando más importancia a la geoposición de un dominio, es decir, que si la información de un dominio está enfocada a un país en concreto, este dominio aparecerá mejor posicionado en la geoposición local de ese buscador.

Esto significa que si el contenido de un dominio está enfocado a España, lo mejor es usar un dominio .es, que si está enfocada para Estados Unidos usemos un dominio .us o si está enfocada para Inglaterra usemos un .uk. Esto no significa que no podamos usar los dominios .com o .org para incorporar información, pero en estos casos los haremos de una forma más genérica. En definitiva … ¿para qué existen dominios territoriales si luego no tienen ninguna influencia en los usuarios o los motores de búsqueda?

-Renovación

De la misma forma que los motores saben controlar la edad de un dominio, también saben la fecha de registro y de caducidad del mismo. Hoy en día, y por el precio que tienen, tener un dominio que se vaya a utilizar de una forma segura y con un producto de calidad es interesante mantenerlo registrado a 5-10 años vista, dándole pie al motor de búsqueda que sepa que es un proyecto estable y con previsión de futuro.

-Dominios Aparcados

En la actualidad cuando se compra un dominio que no está pensado desarrollarse es posible establecerlo en sitios donde, al entrar, aparece una página en la que únicamente hay enlaces de pago. Aunque este sistema puede ser rentable, en el momento en el que se decida lanzar un proyecto bajo este dominio es probable que te encuentres con que los robots de búsqueda no pasan a indexarlo y mucho menos posicionarlo.

En caso de encontrarte en esta situación lo mejor es comenzar a generar contenido y cuando hayan pasado al menos 6 semanas dar de alta el dominio en los buscadores de nuevo, crear sitemaps y comenzar un proceso de reinclusión, como el que permite Google.

Dicho esto, ahora sí, entramos al detalle con los factores SEO On Page que debes tener en cuenta para optimizar tu sitio Web para los motores de búsqueda.

1.El título de cada página (title)

Al hacer una consulta en cualquier buscador lo que ves en los resultados son los títulos de las páginas web juntamente a su descripción (o a un fragmento de la página). Por eso el título de cada página debe ser el que necesita y no otro. El título de la página es el lugar donde los usuarios de los buscadores pulsan, por eso se hace el elemento más importante (visible) frente al resto de resultados.

Si comienzas por la página principal del sitio deberías indicar el nombre del sitio y, por ejemplo, el lema del negocio o una frase que exprese lo que vendes. ¿Por qué? Muy simple. Habitualmente si aparece nuestro sitio entre los resultados con la página principal es porque se ha hecho una búsqueda por el nombre de la empresa o de alguno de los productos. La página principal no es la página que ha de aparecer siempre en los resultados de búsqueda, un error muy común, que intenta considerar aparecer por muchas frases de búsqueda, algo que es complejo debido a la densidad de los contenidos posibles.

Otro tipo de página que puedes encontrar en tu sitio son las secciones o categorías. El título debería ser también muy informativo. Por ejemplo puedes indicar como primera palabra el nombre o lo que hay en esa categoría seguido de “Nombre de tu negocio / Web”. Con esto indicarás el contenido y que lo ofreces tú. Estas páginas generales son las que hay que intentar posicionar para frases de búsqueda más generales, lo que hace muy interesante optimizar sus contenidos y su título.

Por último, tienes la página “final”, la página donde la persona que busca ha de encontrar el producto, servicio o contenido que está buscando realmente. Por eso el título de esta página ha de indicar únicamente el contenido. En este caso no es necesario indicar el sitio web o la empresa donde está ya que se puede ver fácilmente mirando la URL del sitio, o una vez dentro si le interesa ya se informará. Piensa que cuando alguien busca tu nombre, marca o empresa, lo que ha de encontrar es la página principal, y ese título se lo indicará; si busca algún producto general, un contenido genérico, deberá llegar a la página de la sección o categoría, que, como decía antes, llevará el nombre del sitio al lado para generar branding; finalmente, aquel que busque algo muy concreto buscará independientemente del sitio, de forma que cuanto más claro sea el título de los contenidos, mejor.

Si te das cuenta no he comentado en ningún momento que en el título haya que poner una larga lista de palabras clave, y es que el título de la página ha de indicar precisamente eso: qué hay en esta página.

2.La descripción de la página (meta description)

Como decía antes, la línea del META Description ha de tener una pequeña descripción de lo que vas a encontrar en esa página (en esa en concreto y no en todo el sitio web). Este texto ha de ser, por tanto, único de cada una de las páginas de todo el sitio. Lo ideal es que sea breve… entre 25 y 150 caracteres, lo suficiente para que aparezca en los resultados de búsqueda, ya que no olvidemos que estos elementos son exclusivamente para este uso.

Este elemento vendría a ser como las pequeñas descripciones que aparecen en los periódicos. Primero está el gran titular y luego hay una pequeña frase que describe y resumen el contenido de la página. Optimizar este campo es muy importante para mejorar el CTR, aunque no es un factor que afecte directamente en SEO.

3.Las palabras clave de la página (meta keywords)

Un buen META Keywords viene dado de la relación de las palabras con el contenido que hay en la página. Si esa lista de palabras coincide con las que el buscador considera más importantes, le dará un valor superior al sitio. Las palabras clave que hemos de indicar no han de exceder en su cantidad por lo que lo mejor sería una media de 5 grupos de palabras por página.

Hay que tener en cuenta que debes tratar el sitio mediante herencia, o sea, si una palabra clave está en la página principal ya es válida para todo el sitio; has de elegir palabras de más general a más concreto según vayas entrando en secciones o páginas del sitio.

Aunque Google dejó de tener en cuenta este campo como factor de posicionamiento, otros buscadores como Bing o Yahoo siguen utilizando este campo, así que porque no utilizarlo para aumentar la semántica de nuestros contenidos. Además, aunque Google no lo tenga en cuenta, estas palabras clave van a aparecer en el código de tu sitio Web, por lo tanto puede ser un campo interesante para insertar keywords que sería difíciles de incorporar de forma correcta en los contenidos.

4.Cabeceras, Negritas, Cursivas

No hay que olvidar nunca que los motores de búsqueda, por ahora, lo que priorizan son los contenidos diferentes de cada página de un sitio web. Por esto, además de tener buenos contenidos, hay que pensar en darles un buen formato y aplicar el sentido común, ya que si ofrecemos a los buscadores un contenido estructurado y con unas etiquetas correctas, se priorizarán las palabras o frases marcadas. Para empezar, todo texto debería tener un título. Este título, al ser lo más importante de la página (del texto ó contenido que incluyamos), debería ser el tradicional <h1> del HTML. Las cabeceras van del <h1> al <h6> pero habitualmente sólo se usan del <h1> al <h3>.

Teniendo en cuenta se según los estándar de usabilidad sólo puede haber un único <h1> por página, lo añadiríamos junto a una breve entrada o bloque resumen y el resto se puede intentar “seccionar” con bloques <h2> y <h3> como si fueran subsecciones del texto principal, ya que estos no tienen límites. No es bueno abusar de esto (como de nada) por lo que harás un uso responsable y sólo lo usarás si es necesario.

De la misma forma que pones títulos a tus textos, también harás uso de las negritas, cursivas… en HTML hay muchos sistemas de formateado de texto (se supone que el HTML se hizo para eso) por lo que deberías también utilizarlos si se diera el caso.

Es muy interesante que hagas un uso responsable de cada uno de ellos en la medida de las necesidades del texto, ya que si damos la importancia a una palabra o fragmento del texto, estará mucho mejor valorado y puntuado por las arañas de indexación sobretodo si la búsqueda puede tener alguna relación con los contenidos que allí se muestran.

5. Las imágenes

Lo mismo que el texto, una imagen es un contenido y también es importante. Hoy en día la mayoría de los motores de búsqueda tienen un buscador específico de imágenes que siempre vienen bien para atraer tráfico, ya que se estima que entre un 5% y un 10% llega desde este tipo de búsquedas.

En las imágenes debes tener dos detalles siempre presentes: el nombre de la imagen y describirla correctamente. El nombre de la imagen es el nombre que se le da al fichero que se publica en la red… no es lo mismo que una imagen sobre la reproducción de un paisaje se llame “imagen1.jpg” que “paisaje.jpg”. Aunque no lo parezca, además del nombre, que es mucho más significativo y tiene incluidas las palabras clave, es mucho más “razonable” para que una persona vea el nombre del fichero y sepa de qué trata, lo que hará que el usuario tienda a pulsar sobre la imagen.

La descripción viene dada para el cumplimiento del HTML y de la usabilidad, sobre todo para personas invidentes que utilizan navegadores poco habituales. Toda imagen ha de llevar, en la actualidad, un texto alternativo. Este texto alternativo es el que aparece en el sitio web si la imagen, por la razón que sea, no puede aparecer. En este caso lo interesante es incorporar palabras clave, al igual que en el nombre del fichero, pocas palabras pero que describan claramente qué es la imagen.

Por otro lado, es muy recomendable incluir en cada imagen un título descriptivo (que explique realmente en qué consiste la imagen y que es lo que aparecerá si alguien deja el ratón encima de ella). Esto se da con dos elementos: “alt” y “title”, que son los que se encargan de estas cuestiones. Los resultados de búsqueda de imágenes muestran, además de la imagen, una breve descripción de lo que incluye dicha imagen o un fragmento de texto, que suele ser el “title”, y que ayuda a subir posiciones entre los diferentes resultados que puedes encontrar.

Al igual que en los enlaces el hecho de poner el “title” delante de la dirección de la imagen y tras ella el texto alternativo “alt” ayuda a mejorar la densidad de información, ya que hay que recordar que los motores de búsqueda utilizan la información existente alrededor de una imagen para posicionarla, ya que no pueden saber qué contenido tiene la misma.

6.Sitemap

El sitemap es un archivo .xml que nos permite agrupar todas las URLs de nuestro sitio Web en un solo lugar. Si tenemos una Web con muchas URLs lo ideal es segmentar las distintas secciones de nuestra Web en diferentes ficheros sitemap, teniendo en cuenta que el límite son 50.000 URLs y 50MB.

Si segmentamos el sitemap en diferentes archivos, lo ideal es crear un índice de sitemap que englobe todos los sitemap de tu sitio Web. De esta forma facilitamos a los motores de búsqueda la indexación de nuestros contenidos.

7.Canonical

La etiqueta canonical sirve para indicarle a los buscadores cual es la URL principal en el caso de que tengamos distintas varaciones de una misma URL. Para los ecommerce esta etiqueta es bastante importante, ya que cuando tenemos productos con distintos atributos, se generan variaciones de una misma URL pero con diferentes parámetros, lo que genera contenidos duplicados que no interesa indexar en los buscadores.

8.Robots.txt

Este fichero cuelga de la raíz de nuestro sitio Web y sirve para indicar a los robots que secciones de la Web no queremos que se rastreen. Es muy útil para optimizar el crawl budget que tenemos asignado para nuestro sitio Web, ya que si tenemos un número elevado de URLs, nos va a interesar que solo se rastreen las páginas importantes para nuestro negocio.

SEO Manager en Rafa Villaplana | Web | + posts

Más de 10 años trabajando en proyectos SEO donde he conseguido aumentar las ventas a +100 empresas en más de 10 sectores distintos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio